La atención no siempre significa amor, y el amor no se trata solo de atención.

Algunas personas no recibieron amor cuando eran niños o tuvieron que pelear por ello, y aprendieron que «recibir atención = amor». Solemos dirigir nuestra atención a quien «grite» más fuerte. Esto puede verse como manipulación emocional, conductas rebeldes, gritos verdaderos, buscar la atención de cualquiera y obtener la mayor cantidad de «Me gusta» o comentarios en redes sociales.

Estos comportamientos se basan en la necesidad de sentirse querido.
Es normal querer sentirse querido y deseado.
Pero llamar la atención no siempre significa recibir amor verdadero.
Y el amor verdadero no pide atención a gritos.

La búsqueda de atención suele venir de la falta de amor propio, por lo que una persona lo busca de fuentes externas. Esto puede ser peligroso en las relaciones, porque el compromiso de algunos con la atención puede ser más fuerte que su fidelidad hacia su pareja. Al ver a través del filtro distorsionado de «recibir atención = amor», pueden pasar por alto o infravalorar las muchas cualidades del amor que se les esté dando.

Si tu pareja necesita mucha atención, no se trata de que des más amor/pasión/etc., porque puede habilitar su pereza y marcharse cuando decida que no estás dando lo suficiente. La solución es que tu pareja (o tú si estás haciendo esto) se llene de amor propio y comprenda que el amor verdadero abarca más que la atención.

El amor propio significa que puedes aceptar los elogios y la atención de los demás, pero no vives por ello, porque ya te amas y te valoras. Cualquier atención externa es simplemente un regalo extra.

Y no toda la atención viene del amor; algunos te darán atención para que te enfoques en ellos para así alimentar su ego o baja autoestima, o utilizarte de alguna manera. Ten cuidado de no dejarte atrapar o lastimar por juegos así.

– ¿Qué causa tu necesidad de atención? (piensa en tu infancia)
– ¿Tu necesidad de atención ha comprometido alguna vez tus relaciones?
– ¿Puedes tener auto confianza incluso sin recibir atención?
– Si no recibes cierta atención de tu pareja, ¿la buscas en otro lugar o buscas comprender qué está pasando (dentro de ti primero)?