Te amo pero no me puedes seguir tratando así.

Amar poderosamente no significa aceptar todos los comportamientos, especialmente si son irrespetuosos, perjudiciales o peligrosos. Tendremos que trazar una línea, por más que amemos a alguien. No está bien esperar que sigamos amándolos sin enmendar tales acciones y comportamientos hacia nosotros o nuestra relación. Es un abuso de confianza y del amor en sí.

Un compendio y una declaración para reclamar tu poder personal:

«Te amo, pero no puedes seguir;
– faltándome al respeto
– utilizándome o aprovechándote de mi corazón, mente o cuerpo
– reteniendo amor, afecto o intimidad cuando estés molesto/a
– con juegos mentales
– usando mis vulnerabilidades contra mí
– controlándome o tratándome como una posesión
– tener dobles raseros
– menospreciándome en privado o frente a otros para ejercer poder
– proyectando tus comportamientos negativos o problemas hacia mí como si fueran míos
– ignorando lo que hay que tratar
– tratándome como un trofeo o un juguete que tiras a un lado cuando te aburres
– esperando todo de mí y darme migajas
– tratándome mal y esperar que lo acepte porque crees que eso es amor incondicional
– mintiendo o hablando mal de mí cuando sabes que eres quien me hizo todas esas cosas
– entrando y saliendo de mi vida cuando quieras
– queriendo que esté ahí para ti pero no estar ahí para mí
– huyendo cuando te asustes, y luego decir que soy yo quien te abandonó
– devaluando mi amor y devoción hacia ti
– usándome como tu saco de boxeo emocional
– diciendo que cambiarás pero no hacer nada al respecto
– queriendo mi compromiso sin darme el tuyo
– culpándome de todo y no responsabilizarte de nada o poco».

Recuerda; las personas no son sus comportamientos, aunque no nos gusten ciertos comportamientos suyos. Ten compasión porque son signos de confusión, desequilibrio, miedos, auto sabotaje, falsas creencias, trampas mentales. No es fácil ni para ti ni para ellos. Hay aprendizajes personales en todo, y cada persona tiene su tiempo.

¿Pueden mejorar? Todo es posible. Pero primero por su bienestar y amor propio. Mientras tanto, abraza tu corazón y asegúrate de no estar haciendo esas mismas cosas.